Ultimas Noticias

Titulares

Noticias

turismo

deportes

opinión

multimedia

lunes, 17 de junio de 2019

SOBRE LA LEY 44-00 EL MINISTRO DE EDUCACIÓN DEBE REVISAR SUS ARGUMENTOS


Por: César Rodríguez

Recientemente el ministro de educación de la República Dominicana, Antonio Peña Mirabal emitió declaraciones a través de un espacio televisivo, y que luego fue reproducido en un medio escrito de trascendencia nacional, calificando de absurdo la aprobación de una resolución que “obliga” a dar complimiento a la ley 44-00, la cual establece la lectura bíblica en las escuelas y colegio del país.

Utilizando como eje transversal las declaraciones del ministro Peña Mirabal, nos apoyaremos en la constitución de la República Dominicana del 13 de junio del 2015, la ley general de educación 66-97 y la ley 44-00 que establece la instrucción bíblica en las escuelas dominicanas, para poder exponer nuestra opinión respecto a la negativa expuesta por el ministro al cumplimiento de la última ley citada.

PRIMERO: LA CONTRADICCIÓN

El pasado 13 de junio del presente año, el periódico El Caribe, en su formato digital, se hace eco de las declaraciones del ministro de educación, Antonio Peña Mirabal, calificando como un absurdo una resolución por la Cámara de Diputados que establece la lectura obligatoria de la biblia en las escuelas.

A juicio de quien escribe tales declaraciones resultan contradictorias, al marco legal de la institución que dirige, ya que la propia ley general de educación 66-97, en su artículo 4, literales e, i, hacen claro señalamiento a la doctrina cristiana, como fundamentales en el sistema educativo dominicano.

Cito: “Artículo 4, literales e, i de la ley general de educación 66-97.

e) Todo el sistema educativo dominicano se fundamenta en los principios cristianos evidenciados por el libro del evangelio que aparece en el escudo nacional y en el las palabras Dios, patria y libertad.

i) La educación dominicana se fundamenta en los valores cristianos, éticos, estéticos, comunitarios, patrióticos, participativos y democráticos en la perspectiva de armonizar las necesidades colectivas con las individuales”.

Podemos observar que en sendas ocasiones la ley que orienta y dirige las políticas educativas dominicanas, advierte que los principios cristianos (estos emanados de la biblia) fundamentan los principios y valores de la educación dominicana, poniendo de manifiesto una clara señal de un posible desconocimiento de la ley o tal vez una posición de rebeldía al cumplimiento de esta.

SEGUNDO: LA OBLIGATORIEDAD INEXISTENTE

El ministro de la cartera educativa dominicana, dentro de su alocución, en diversas ocasiones hace referencia a los términos “imposición” y “obligación”.
Sin embargo, Peña Mirabal debe recordar que se trata de una resolución que llama al cumplimiento de una ley, consensuada y aprobada por un poder de estado, compuesto por representantes del pueblo dominicano.

Cabe destacar que la ley 44-00 ni en sus considerandos ni en sus artículos y párrafos de estos obliga y/o impone la instrucción bíblica, pues es en la misma ley, en su artículo 1 y párrafo III advierte lo siguiente: “Los padres de los alumnos o quienes hagan a sus veces, podrán escoger entre los dos programas de instrucción bíblica mediante una simple declaración escrita, pudiendo también optar por la exención de la materia, como lo establece la ley de educación”.

Es decir que tal imposición y obligación ciertamente no existe.

TERCERO: LA LEY NO ES INCONSTITUCIONAL

Es necesario que ante las declaraciones del ministro de educación sobre la inconstitucionalidad de la ley 44-00 y la resolución que llama al cumplimiento de la misma, observemos algunos artículos de la constitución y podamos advertir si la citada ley los viola.

Artículo 8.- Función esencial del Estado.
Es función esencial del Estado, la protección efectiva de los derechos de la persona, el respeto de su dignidad y la obtención de los medios que le permitan perfeccionarse de forma igualitaria, equitativa y progresiva, dentro de un marco de libertad individual y de justicia social, compatibles con el orden público, el bienestar general y los derechos de todos y todas.

Los considerandos 3, 4, y 5 de la ley 44-00 exponen una amplían consonancia con este artículo 8 de la constitución, el cual es luego mencionado en el artículo 1, párrafo I, referente a la lectura de una porción bíblica en los centros públicos y privados, exceptuando los regenteados por iglesias no cristianas en el país, respetando a aquellos centros que profesan una religión distinta a la cristiana, ya sea de corte católico o protestante y no como advierte Peña Mirabal de que se estarían violentando sus derechos.

Artículo 45.- Libertad de conciencia y de cultos.
El Estado garantiza la libertad de conciencia y de cultos, con sujeción al orden público y respeto a las buenas costumbres.

Artículo 63, numeral 2.- Derecho a la educación.
2) La familia es responsable de la educación de sus integrantes y tiene derecho a escoger el tipo de educación de sus hijos menores.

Estos dos artículos constitucionales son evidentemente respaldados por la ley 44-00 cuando en su artículo 1, párrafos III advierte: “Los padres de los alumnos o quienes hagan a sus veces, podrán escoger entre los dos programas de instrucción bíblica mediante una simple declaración escrita, pudiendo también optar por la exención de la materia, como lo establece la ley de educación”.

¿Dónde esta entonces la inconstitucionalidad de la ley y la resolución que advierte sobre su cumplimiento?

CUARTO: LA BIBLIA NO ES SOLO UN LIBRO ESPIRITUAL

Limitar la biblia solo al contexto espiritual, es desconocer que de ella se desprenden la mayoría de los conceptos que dan forma a las mas elementales normas éticas y morales.

De igual forma la información histórica, política, filosófica y sociológica contenida en la biblia, ha sido referente mas que suficiente para conocer a cabalidad las sociedades del mundo antiguo.

Para fortalecer nuestro argumento destacamos que los primeros cinco libros de la biblia conocidos como el pentateuco van desde la presentación de la perspectiva teológica de la formación del mundo, pasando por los procesos de liberación de la nación judía, procesos migratorios y de conquista, aspectos relacionados con la demografía, la administración y distribución de recursos a la población, así como de las primeras normas y leyes establecidas para vivir en sociedad.

Podríamos mencionar además los libros históricos en los cuales se encuentra basta información sobre las naciones y civilizaciones del mundo antiguo.

Estrategia militar, conquistas y derrotas, sistemas de gobierno como la teocracia y la monarquía, luchas por el poder político y militar, deportaciones masivas, imperios y emperadores de la antigüedad, son de las informaciones que pueden ser obtenidas de este grupo de libros con gran contenido político y sociológico.

Destacamos también los libros poéticos los que, en su contenido, abordan aspectos relacionados a la perspectiva de Dios y los hombres respecto de temas como la justicia, la inteligencia, la sabiduría, la cordura, la prudencia, la instrucción moral y espiritual, el razonamiento humano respecto de su propia vida, incluso el amor, el erotismo y sensualidad entre el varón y la mujer.

Es en los libros proféticos, puede percibirse, es en estos donde de manera particular creemos puede observarse una mayor carga espiritual, ya que todos son el relato de las profecías dictadas e inspiradas por Dios y transferidas por mensajeros al pueblo de Israel.

Sin embargo, cada uno de estos libros presentan grandes rasgos históricos, culturales y otros aspectos sociales digno de estudio y conocimiento por parte de nuestros jóvenes.

Ya en nuevo testamento, los evangelios, son la presentación de la figura de Cristo desde diferentes ópticas o dimensiones, sociales, políticas, místicas y filosóficas.

Los hechos de los apóstoles, presenta todo el comportamiento religioso y el impacto de la sociedad del nacimiento de la iglesia judeo-cristiana.

En cuanto a las Epístolas Paulinas (cartas de pablo), la mayoría de ellas fueron escritas de manera colectiva a miembros de iglesias ubicadas en diversos puntos geográficos como Roma, Corinto, Galacia, Efeso, Filipos, Colosia y Tesalonica.

Otras cartas son dirigidas personalmente a Tito, Timoteo y Filemón, quienes fueron discípulos de pablo y consiervos en el trabajo en favor de la iglesia.

El contenido de estas cartas se basa en la solución de problemáticas diversas dentro de las congregaciones a la cuales eran dirigidas. Mucho de los conflictos que surgían de la iglesia, no escapan de aspectos relacionados con el comportamiento humano tales como, celos de liderazgo, envidia, infidelidad, comunión, desarrollo de liderazgo y otros temas con alto contenido social y también espiritual.

Nota: destacar que la carta a los hebreos, no se le atribuye al apóstol Pablo (Saulo de Tarso).

Al finalizar aparecen otras cartas generales, las cuales, en muy grandes rasgos, exponen principios doctrinales para aquellos adeptos y practicantes del cristianismo.

La biblia finaliza con el libro de las revelaciones o Apocalipsis, tal vez el más complejo de todos, por su carga profética y simbología.

Al parecer, por lo expuesto anteriormente, la biblia no es un simple libro espiritual, sino que esta, sería el material didáctico más completo para la creación de un nuevo perfil de ciudadano, gracias a la diversidad de temas que atañen al ser humano y a su comportamiento individual y colectivo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Diario El Plural - www.diarioelplural.net